jueves, 10 de septiembre de 2015

"EL SECRETO ESTÁ EN LA SUELA"

     Hola, amigos:

¡Os presento mi última obra teatral! Escrita directamente para el radioteatro, mi comedia "EL SECRETO ESTÁ EN LA SUELA".

Una empresa, Calzados Gómex, cuyo lema da título a la obra, convoca un premio millonario... El afortunado ganador acudirá a reclamarlo, pero se encontrará con una sorpresa..., que pondrá en juego su misma vida...

Absurdo y humor a raudales, entre un empresario, un sicario y un desafortunado ganador, en la que es sin duda una de mis obras más divertidas.

Aquí tenéis varios fragmentos de la misma en su versión para el radioteatro, aunque también he adaptado ya el libreto para su representación sobre el escenario. Con todos vosotros, "EL SECRETO ESTÁ EN LA SUELA"...:

ACTO ÚNICO

(SINTONÍA, CARETA Y PRESENTACIÓN. INTRODUCCIÓN MUSICAL.)

EMPRESARIO.─ (SONIDO RADIOFÓNICO): ¡Señoras y señores!: Como director general de la empresa de calzado Calzados Gómex, y en su 75 aniversario, me congratula dirigirme a todos ustedes a través de las ondas y de estos micrófonos que amablemente nos brinda su emisora de radio amiga, para anunciarles, amigos míos, la convocatoria de nuestro GRAN CONCURSO. Calzados Gómex, líderes en el sector del zapato, tiene el gusto de convocar este concurso millonario, por el cual, si el número de ticket que recibe al comprar su flamante par de zapatos Gómex coincide con el número que decida la suerte, recibirá usted… (FANFARRIA MUSICAL), ¡un premio mensual de 6.000 euros para toda la vida!, ¡sí, sí!, ¡ha oído usted bien!, ¡6.000 euritos irán a su bolsillo cada mes por el resto de sus días para que viva usted tranquilo…! Recuerde: “Calzados Gómex, pisando fuerte desde 1940”, “Calzados Gómex, el secreto está en la suela”

(SINTONÍA MUSICAL.)

NARRADORA.─ Mientras tanto, en una casa cualquiera, en la de un ciudadano anónimo, tal vez usted mismo…
CIUDADANO.“6.000 euros”… 6.000 euros cada mes… ¡Quién los pillara…! Pero… Lástima que todos estos concursos estén amañados. Siempre les tocan al cuñado del que los convoca, o al hijo… Una trampa, ¡eso es lo que son!, ¡un tongo! Éstos nunca pierden… Porque si fuesen verdad… Si fuesen verdad… Y la cosa es que me va haciendo falta un par de zapatos nuevos, ahora que lo pienso… Unos Gómez de ésos, por ejemplo, hablan bien de ellos en el anuncio. “El secreto está en la suela”, dicen. Con lo importante que es una buena suela. 6.000 euros, dicen…
(...)
__________

EMPRESARIO.─ ¡Pase, pase y tome asiento en ésta su casa! ¡Bien venido, y lo primero de todo, enhorabuena…! Como director general de esta empresa, es un placer recibirle y conocerle, ponerle por fin cara al ganador de los 6.000 euros.
CIUDADANO.─ ¡Al mes!, ¡6.000 euros al mes, ¿verdad?!
EMPRESARIO.─ ¡Je, je!, sí, claro, 6.000 euros al mes, ¡durante toda su vida!
CIUDADANO.─ ¡Aah!
EMPRESARIO.─ No pierda usted cuidado, buen hombre, esté usted tranquilo en ese sentido. ¡Pero siéntese!, siéntese y pasemos a formalizar los trámites para abonarle su premio.
CIUDADANO.─ Gracias. ¿Y qué le iba yo a preguntar? ¡Ah, sí! ¿Sería posible que me ingresaran la paga mensual en pesetas…?
EMPRESARIO.─ ¿En…, pesetas…?
CIUDADANO.─ Sí, en pesetas. Nada de 6.000 euros, ¡un millón de pesetas! Es que a mí siempre me hizo ilusión ser millonario.
EMPRESARIO.─ No creo que…
CIUDADANO.─ Por cierto, ¿se ha fijado qué zapatos llevo? Sí, son unos Gómez.
EMPRESARIO.─ “Gómex”.
CIUDADANO.─ Sí, Gómez. Un guiño, un detalle para con su empresa.
EMPRESARIO.─ Ah…, muy bien…
CIUDADANO.─ ¡¿Qué menos…?! Oh, los suyos sí que son elegantes… Gómez también, ¿eh…?
EMPRESARIO.─ Pues no, no son…
CIUDADANO.─ Piel, ¿eh?
EMPRESARIO.─ Sí, éstos sí… Eh, bueno…, ¿desea usted beber algo, una copa?
CIUDADANO.─ ¿Tiene zumo de tomate?
EMPRESARIO.─ ¿Zumo de tomate? Pues creo que sí…
CIUDADANO.─ Entonces un bloody mary estaría bien, gracias.
EMPRESARIO.─ Eh…, muy bien, ahora mismo se lo sirven. Bueno, señor Carbajosa…, ¿puedo llamarle José?
CIUDADANO.─ Por 6.000 euros puede usted llamarme lo que quiera…
(...)
__________

(RING TELEFÓNICO.)

EMPRESARIO.─ ¿Sí? … ¿Se confirma entonces? … ¿De cuántos puntos? … Dios… Eso es una caída brutal… ¿Quién nos lo iba a decir cuando convocamos el maldito concurso? Pero ahora… Esperaba no tener que llegar hasta aquí. … No, no es su culpa, Méndez, el mercado es el mercado, y las previsiones son las previsiones… Y cuando éstas fallan… Ahora no podemos permitirnos una pérdida adicional de 6.000 euros mensuales, ¡no podemos! … Muy fácil: el premio era “para toda la vida”, ¿no?… La vida del señor Carbajosa ha de acabar, y pronto. Nosotros nos encargaremos de ello… (INQUIETANTE SINTONÍA MUSICAL...)
(...)
__________

EMPRESARIO.─ Verá, señor… (buscando un nombre como respuesta)
ASESINO.─ Asesino.
EMPRESARIO.─ Señor asesino, (MIENTRAS SE LLENAN UNAS COPAS) el trabajo es muy simple: cierto tipo supone un dolor de cabeza para esta empresa. Un dolor de cabeza al que llamaremos “6.000 euros mensuales”.
ASESINO.─ Eso es una jaqueca…
EMPRESARIO.─ De las grandes… Y como esa jaqueca no se quita con aspirinas, le he llamado a usted.
ASESINO.─ Entendido.
EMPRESARIO.─ Bien. A cambio de su trabajo recibirá usted un sobre con 6.000 euritos.
ASESINO.─ Conforme. Pero preferiría una transferencia bancaria. Yo trabajo siempre con mi banco.
(...)
__________

NARRADORA.─ Esa misma noche, en casa de José…

(SUENA EL TIMBRE DE UNA PUERTA. LA PUERTA SE ABRE. DE FONDO UNOS GRILLOS AMAESTRADOS.)

CIUDADANO.─ ¿Sí…? ¿Qué quería?
ASESINO.─ Buenas noches, disculpe que le moleste. He rodado una pincha…, ¡digo…!, ¿cómo era…?, ¡ah, sí!, ¡he pinchado una rueda! Me preguntaba si podría entrar en su casa y hacer una llamada desde su teléfono…
CIUDADANO.¿No tiene usted móvil?
ASESINO.(entre dientes): Sí, un “móvil” de 6.000 euritos…
CIUDADANO. ¿Cómo dice? Mire, entre y haga esa llamada, pero no me entretenga mucho. Mañana tengo que levantarme temprano.
ASESINO.Gracias. (Siniestro): Y por lo de levantarse mañana, no se preocupe demasiado… 

(SE CIERRA LA PUERTA. MÚSICA DE SUSPENSE...)

(CONTINÚA...)



© Diego Fdez. Sández


[Para David Sergio del Real, socio desde los comienzos en esta noria del teatro]


[Esta obra fue estrenada en formato radioteatro el 20 de noviembre de 2015 en la Casa de Fieras de El Retiro]